Jabón Natural

¿De dónde viene el jabón?

¿Cómo apareció el jabón?

La aparición del jabón en la sociedad es, como en la mayoría de los casos a lo largo de la historia, fruto de la casualidad.

Se cree que el jabón apareció de manera accidental en Roma. Descubierto por las mujeres que lavaban sus ropas en las orillas del río Tiber. La sustancia que bajaba mezclada con el propio agua, hacía que las ropas quedasen realmente limpias; además de limpiar y dejar sus propias manos como si de algún tipo de tratamiento se tratase.

Esto es debido a que en la cima del monte Sapo se sacrificaban animales en honor a los dioses; esa grasa animal mezclada con las cenizas de las incineraciones fuese arrastrada monte abajo debido a las aguas que escurrían procedentes de las lluvias que, además, se mezclaban con otros minerales como la arcilla. Esta sustancia daba lugar a lo que hoy conocemos como jabón; jabón que bajaba diluído de manera natural con el propio agua del río Tiber.

Todo esto forma parte de una leyenda de la que toman su orígen palabras como Saponización (proceso de la elaboración) o Saponne (nombre en italiano).

El jabón a lo largo de la historia

Con el paso del tiempo y, “gracias” a las invasiones de las civilizaciones; se fue extendiendo el uso de este producto para el tratamiento de los ropajes, y la desinfección y limpieza personal; haciendo disminuir así las enfermedades e infecciones.

Cada civilización aplicaba los productos más comunes en sus zonas o aquellos que éstas conocían sus beneficios o propiedades. Destacando por ejemplo los altramuces en la civilización egipcia; o la utilización del jabón duro gracias al uso de la sal por parte de los Galos para endurecerlo.

El jabón cayó en decadencia tras las invasiones europeas de los bárbaros, lo que hizo que se propagasen grandes epidemias como la peste; epidemias que, en muchos casos, devastaron ciudades enteras de Europa.

En cualquier caso, el jabón ha llegado hasta nuestros días como un producto esencial; tanto en nuestra higiene diaria, como en la de todo lo que nos rodea y llegando, en la mayoría de los casos al uso de gran cantidad de químicos en su elaboración.

En Ecobeauty, volvemos al pasado, creando una gama de jabones naturales, sin añadidos químicos, tratando de volver a la esencia pura del jabón: un producto natural, desinfectante y que, a su vez, tenga multitud de propiedades gracias a los ingredientes que se le añaden.

Si aún no conoces nuestra amplísima gama de jabones, no dudes en echarles un vistazo aquí